Síguenos
Untitled Page

 

La Gateza Ilustrada

Desde aquí podrás descargarte nuestro último boletín de actividades y noticias del Aula así como los números anteriores..

Documentos adjuntos

Nuestras publicaciones

La ciudad de Mau

La Calle Indiscreta
Portada del libro

La ciudad de Mau es la primera publicación que edita el Aula de Medio Ambiente Urbano; el libro es fruto de la colaboración entre el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y la Fundación Once.

La ciudad de Mau está traducido al braille para que pueda ser leída por niños invidentes, y fue presentada en noviembre de 2010.

El libro, con guión de Isabel Soria Irisarri e ilustrado por Saúl M. Irigaray, es una publicación con atractivas ilustraciones y breves textos que narra las aventuras de un gato callejero, Mau, mascota del Aula de Medio Ambiente Urbano. El libro está centrado, sobre todo, en consejos sencillos para los más pequeños, y pretende que los niños comiencen a reflexionar acerca del medio en el que viven a través de la historia propuesta y de los consejos y pequeños cambios en los hábitos diarios que se proponen en el libro.

10 buenas ideas

La Calle Indiscreta
Portada libro

10 buenas ideas, título del libro, pertenece a la colección Actibook de Imaginarium de los ya se han editado 12 títulos. Esta colección está dirigida a niños de entre 3 y 6 años de edad; no tiene textos, únicamente dibujos, y trabaja los contenidos a través de diferentes juegos.

La editorial de Imaginarium, en sus colecciones infantiles y juveniles, trabaja con escritores e ilustradores aragoneses. Destacar que la propuesta y materialización de este proyecto ha seguido esta premisa, y que el equipo de trabajo que ha llevado a cabo este libro está formado por aragoneses.

Este libro es fruto de un intenso y emocionante trabajo llevado a cabo entre Isabel Martínez, Alberto Gamón y todos los que trabajamos en La calle Indiscreta. Un trabajo con el que queremos convencer a los más pequeños, y a los no tan pequeños que les acompañen en la lectura, que todos podemos contribuir, con pequeños gestos y cambios de hábitos, a que el mundo sea un lugar más habitable.